UNESCO COLABORA CON SHC.

El Instituto Unesco de tecnologías educativas hoy se interesa por el estudio del hábito durante el confinamiento y nuestro modelo educativo Smart Healthy education y nos pide desarrollar más nuestros estudios. Por tanto SHC y Programa SHC desarrollará esta investigación que pueda ayudar a millones de niños.

RESUMEN DEL ESTUDIO PUBLICADO CLICK AQUÍ

En UNESCO saben que la educación de los más pequeños cada vez está más ligada a la salud. Y urge medidas por nuestra parte y las de todos los organismos que puedan sumarse.

La pandemia ha supuesto muchos aislamientos y confinamientos que han afectado a personas de todas las edades, ya que estudiar o trabajar desde casa no solo supone trabas en el desarrollo social, sino que genera estrés y sedentarismo.

CONTRIBUCIÓN SHC PLANTILLA A SIMPLE WAYS TO BE SMART, U4SSC,ONU.

Además, todo esto también trastornos del sueño por lo que nos aliamos con el instituto de Medicina del sueño del Dr Escribá ya que los “sueños pandémicos” relacionados con la muerte o incluso insomnio causado por estrés postraumático son cada vez más frecuentes.

“La falta de separación entre el trabajo y el hogar puede desencadenar patrones de sueño irregulares”, dice el Raj Dasgupta, médico y profesor asistente de medicina clínica en Keck Facultad de Medicina de la Universidad del Sur de California. “La pandemia lanzó una bola que curvaría todo nuestro ritmo circadiano”.

Para paliar esto, SHC recomienda medias como salidas familiares estos días al aire libre con suficiente luz solar para conseguir un ritmo circadiano normal, así como recibir técnicas de relajación, para así mejorar la salud mental.

SHC lucha contra la epidemia de sobrepeso desde su inicio. Y esto es debido a que una metodología educativa, que educa para ser habitantes de ciudades inteligentes, no puede no contemplar luchar contra los malos hábitos, endémicos que justamente hacen estas ciudades insostenibles, económica y sanitariamente.

El vicepresidente de SEEDO y que trabaja en el Servicio de Endocrinología y Nutrición del Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol, Diego Bellido, ha alertado “la población infantil y juvenil es especialmente vulnerable, por no ser habitualmente consciente de la gran repercusión que ganar peso y adquirir malos hábitos puede tener sobre su salud futura tan física como mental”.

De hecho, y aunque todavía no se dispone de datos acerca del impacto de esta pandemia sobre la obesidad infantil, las previsiones de los expertos no son muy halagüeñas.

A lo anterior, sumamos que según una investigación, desarrollada por dos profesores de la Universidad Miguel Hernández de Elche (Alicante), se ha llevado a cabo con la participación de 1.143 padres y madres de niños y niñas de España Italia. El 86% de los padres (84% de Italia y 89% de España) observaron  cambios en el estado emocional y el comportamiento de sus hijos durante la cuarentena. Según lo cual el 89% de los menores presentan alteraciones en el comportamiento.

Irritabilidad, tristeza y depresión son los tres síntomas que más sufren los niños durante el confinamiento, pero además debemos tener en cuenta, que las epidemias de malos hábitos, son silenciosas pero acabarán con la sostenibilidad del sistema sanitarios mucho antes del COVID.

Un modelo nuevo educativo, ha de contemplar la salud emocional y física como básica además de arraigarse en un profundo autocuidado y concienciación del bienestar propio y de los demás. A ello se sumarán otras habilidades emocionales, digitales, soft skills, y muchas otras necesarias para una nueva era.

ALIMENTARSE PARA RENDIR

El estudio fue realizado por Brigham Young University, Health Enhancement Research Organization (HERO), y el Center for Health Research en Healthways. Para ello se analizó el comportamiento de 20114 empleados procedentes de tres empresas diferentes distribuidas a lo largo de Estados Unidos.

Conclusiones del estudio

Los empleados que seguían dietas poco saludables tenían un 66% más de probabilidades de ser poco productivos respecto a los que si seguían una alimentación saludable. Además, aquellos que rara vez comían porciones de frutas y verduras tenían un 93% más de probabilidades de ser mucho menos productivos en el trabajo que aquellos que lo hacían.

El estudio concluye que los empleados con alimentación poco saludable estaban causando las mayores pérdidas de productividad en el trabajo.

ALIMENTOS PARA RENDIR EN LOS ESTUDIOS

LEGUMBRES

Las legumbres son una fuente de proteínas, hidratos de carbono, hierro y fibra. Al ser muy ricas en glúcidos son muy energéticas y ayudan a reducir los niveles de colesterol LDL (el que se considera como no saludable). También aportan fibra, imprescindible para facilitar el proceso digestivo y regular el tránsito intestinal. Además ,son fuente de calcio, magnesio, zinc, niacina y ácido fólico.

Baratas y fáciles de preparar, son fundamentales en una correcta alimentación para estudiantes.

PESCADO

Se recomienda comer este tipo de alimento al menos tres veces por semana, debido a su gran cantidad de vitaminas y proteínas. La vitamina A tiene propiedades antioxidantes, mejora la salud del pelo y de la piel y ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares. A su vez, la vitamina D favorece el fortalecimiento de los huesos y del cerebro.

Sus grasas no saturadas nos ayudan a reducir los niveles de colesterol en sangre y su fácil digestión evitará la sensación de somnolencia tan característica de las digestiones pesadas.

FRUTA

Comer cualquier tipo de fruta es muy beneficioso para la salud, en especial en situaciones en las que hay que realizar un esfuerzo extra, lo que la convierte en la base de la alimentación para estudiantes en época de exámenes.

Los plátanos son muy saludables, ya que nos aportan una gran cantidad de potasio, que evitará los calambres después de pasar tantas horas estudiando sentado en una silla.

Las manzanas tienen propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, pero también hidratantes debido a su alto contenido en agua. La manzana además tiene un efecto depurativo sobre el organismo, ayuda a dormir, a descansar mejor y a regenerar la flora intestinal.

La naranja presenta un elevado contenido en agua y una gran riqueza en vitamina C. Esta interviene en la formación de colágeno, huesos, dientes, glóbulos rojos y favorece la absorción del hierro de los alimentos y la resistencia a las infecciones.

PASTA

La pasta es una importante fuente de hidratos de carbono, es de fácil digestión y aporta energía rápidamente. Se recomienda la ingesta de pasta integral, ya que se absorbe más lentamente que la que no lo es y dosifica la energía de manera gradual, en lugar de proporcionarla de golpe, evita así un bajón físico posterior y aumenta su duración en el tiempo.

Su fácil preparación y su económico precio la sitúan como uno de los pilares de la alimentación para estudiantes.

Photo by Charles Parker on Pexels.com

¿Cómo rendir más estudiando?

Además de cuidar la alimentación, hay ciertos hábitos que un estudiante debe de seguir para poder rendir correctamente.

Hacer deporte regularmente permite descargar toda la tensión fruto del esfuerzo mental que requiere una larga jornada de estudio. Esto permitirá levantarse al día siguiente fresco para poder realizar sus actividades al máximo nivel.

Tener una rutina horaria es esencial. Levantarse y dormirse todos los días a la misma hora tiene numerosos beneficios para el cuerpo y la mente. Disminuirá la sensación de cansancio y se adaptarán las funciones biológicas a la actividad requerida rápidamente, haciendo posible rendir en los estudios de manera óptima.

Tener un tiempo de desconexión todos los días es una de las claves de cómo rendir más estudiando. Ver una serie de televisión, leer un libro o navegar por internet viendo contenidos interesantes permitirán “limpiar” la mente y prepararla para poder rendir bien la jornada siguiente.

Numerosas investigaciones científicas confirman que los alimentos que consumimos hoy en día pueden afectar a nuestra salud y longevidad. Especialmente los alimentos que componen la dieta moderna, la cuál está llena de alimentos procesados ​​que generalmente carecen de nutrientes esenciales e influye negativamente sobre nuestra salud.

La obesidad infantil alcanza el 40% y urge la prevención educativa.

Los niños, ahora enfrentan una de las peores situaciones para su salud. Casi el 40% de los niños de entre 3 y 8 años padecen de esos problemas, según los datos del último Estudio Nutricional de la Población Española (ENPE), revelados el mes pasado.

Problemas que, además, pueden haberse agravado como consecuencia de la pandemia de COVID-19 y el confinamiento asumido para su prevención: la falta de contacto social provocó que “muchos más niños” se deprimieran y hayan llegado a los centros educativos con múltiples trastornos.

 Hubo mucho menos ejercicio, mucho más uso de la pantalla y la gente comió menos saludablemente. Como resultado, muchos más niños tienen sobrepeso. Pero la obesidad conlleva una variedad de factores de riesgo para los niños, que no siempre se tienen en cuenta, entre ellos, los problemas respiratorios la diabetes, la hipertensión, las enfermedades cardíacas y el cáncer. 

Y cuando se trata del riesgo de covid-19, existe un pacientes obesos, incluso los pacientes jóvenes. Los nuevos estudios apuntan a la afección en sí misma como el factor de riesgo más significativo, solo después de la edad avanzada, para ser hospitalizados con Covid-19, la enfermedad causada por el coronavirus. 

Todo ello provocó que el Programa Smart Healthy Citizen decidiese lanzar SHC At Home en el confinamiento, y atender a miles de familias en múltiples facetas educativas para su salud. Y ahora más que nunca la educación emocional, física, nutricional y digital mediática, es fundamental para la salud en la lucha contra la obesidad, para descargar el sistema sanitario.

Las cifras no son mucho más alentadoras en los adolescentes y jóvenes. Un 34% de la población de entre 3 y 24 años sufre de sobrepeso u obesidad, con mayoría de varones: en ellos la prevalencia sube hasta el 39,2%, mientras que en las chicas es del 28,4%. Así lo señala el mismo ENPE, incluido en la más importante de las revistas científicas que publica la Sociedad Española de Cardiología (SEC).

Además se está produciendo una brecha obesogénica.

Esto quiere decir que la pandemia y la recesión económica agravaron muchos de los factores que conducen a la obesidad, incluida la pobreza y las disparidades en la salud. Los jóvenes de hogares que ganan menos tienen más del doble de probabilidades de ser obesos que los que tienen los niveles de ingresos más altos, según el informe de RWJF. 

No tiene precedentes que estemos fuera de las rutinas normales. Pero pude generarse un cambio de comportamiento no sólo en las familias y un modelo nuevo como promulga el Programa SHC que ha sido puesto de relieve en el grupo Simple Ways to Be Smart, de U4SSC, ONU. Sino también, al cambiar las conductas de las familias a través de los niños, cambia el mercado. Muchos países están regulando la comida basura y bebidas azucaradas, viendo que el tamaño de su mercado disminuye debido a la regulación y al cambio de comportamiento del consumidor en un futuro cercano.

La crisis ha agravado la seguridad alimentaria y la calidad de la dieta, aumento del estrés de los padres, y mayor tiempo sedentario, tiempo frente a la pantalla. Pero necesitamos dar un buen ejemplo a los niños sean alumnos o niños.  Ese es el comienzo de todo. Nadie puede correr un maratón o cambiar todos los hábitos sin caminar antes, y es muy importante esta crisis como oportunidad de cambio para dar un futuro

El hábito: la nueva moneda de la era COVID.

Según nuestro estudio “Impact of habits during confinement SHC” una educación integral en hábitos puede ser decisiva a la hora de hacer sostenibles las futuras smart cities, y su ciudadanía. Los factores de riesgo del estilo de vida (tabaquismo, inactividad física, obesidad e ingesta excesiva de alcohol)  se han asociado constantemente con la mortalidad pero ahora, además, los vínculos entre los factores de riesgo del estilo de vida y COVID-19 tiene implicaciones obvias para las personas con mayor riesgo.

En esta era, en la que todo está cambiando en el terreno de la salud, también empeoran las enfermedades mentales, los trastornos mentales ya afectan al 34% de los niños, en España, y neurológicas que afectan a más de 7 millones de españoles. O un crecimiento del sobrepeso, otra epidemia que afecta ya al 40% de la infancia y deriva en otras enfermedades como cardiopatías, hipertensión, diabetes…

Pero en esta encrucijada, unida a la pérdida de empleo, bienestar y aumento de desigualdades, no será suficiente con “concienciar” acerca de la importancia de la salud, ni será suficiente con “aportar” soluciones derivadas de smart cities con wearables, dispositivos, por beneficiosos que sean: habrá que “reestructurar”.

De echo, hoy en Lisboa, ha tenido lugar una reunión del Grupo Simple Ways to Be Smart, U4SSC, de ONU, donde se ha resaltado el papel de una ciudadanía inteligente, los mecanismos y valores para el cambio desde todas las estructuras, y se ha destacado el papel del Programa SHC como una de las múltiples herramientas que deben colocar lo más importante en el centro: la educación como arma para la salud.

En este papel del ciudadano, la prevención y por tanto, sus hábitos, adquieren un valor altísimo, máxime en ésta época. Siendo además rentable: un informe World Economic Forum (“The Workplace Wellnes Alliance”) pone de manifiesto que el promedio del retorno de la inversión (ROI) es de 2,54 euros por cada euro gastado en programas de bienestar o salud.

En momentos clave como éstos, como todas las crisis anteriores, no será un sólo programa ni metodología el que mejore, sino la suma de muchas actuaciones, lo que llamamos “Human Blockchain”: cadenas de educación inteligente en capas de la ciudad que mejoran la calidad de vida de otras.

La estructura de las ciudades, gobernadas hasta ahora desde una sola cúpula, deben empezar a contar con agentes que puedan aportar a la educación en el autocuidado, rediseñando, fortaleciendo la salud y contando con: médicos, profesores, las familias, empresas, instituciones… Esto podría descargar al sistema sanitario, que reduciría su insostenibilidad.

La mayor parte de las ciudades se mueven a cambios para ser Smart City.

En definitiva si parece claro que el movimiento Smart City y su inversión están creciendo (114.000 mill de euros este año 2020 sólo en Europa, con España entre uno de los países a la cabeza), en cambio, estas ciudades están amenazadas por estilos de vida poco saludable. Y estos hábitos son sinónimo de un riesgo elevado de enfermedades no transmisibles, y un riesgo para la admisión hospitalaria por COVID-19.

Parece claro, el papel de la prevención en una futura sociedad inteligente, a través de todas las esferas (educativa, familiar, empresarial, sanitaria, mediática…) debe fortalecerse para sobrevivir y no acercarnos a un horizonte insostenible.

La mejor lección de esta era, es por tanto, cómo con el niño como motor, el hábito y su educación en el autocuidado.podría evitar o reducir la enfermedad, y aumentar la calidad de vida, así reestructurando las sociedades inteligentes.

Revista SHC AT HOME.

Ventilación y espacios en healthy schools

  • La salud esta época debe ser prioritaria y los centros están haciendo verdaderos esfuerzos con escasos recursos para adaptarse.
Ventilación, y espacios, importante en casa y clase contra Covid y pro salud.

Más de ocho mil familias registradas y miles de nuevas familias y colegios en Andalucía y Madrid recibirán atención por nuestro Programa para tener guías nuevas y medidas para educarse desde el hogar.

Pero desde el 2008 que comenzó a observarse que escaseabam medidas de ventilación para aulas, observamos, cómo en esta pandemia es el talón de aquiles de nuestras clases.

Y SHC de acuerdo con las medidas que propone la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard propone medidas.

Aula estos días en Madrid SHC.

¿Es suficiente con ventilar las aulas al menos durante cinco minutos tres veces al día o intentar mantener las ventanas abiertas siempre que se pueda?

Los expertos han de ayudar al profesorado.

Sería necesario que el Ministerio de Educación incorpore a expertos de su campo en los planes de contingencia de los centros.

Informe shc indica los talones de aquiles.

SHC Recomienda en su último informe “Smart Education during confinement” las siguientes medidas para evaluar nuestra ventilación escolar.

1. Medir las dimensiones del aula: el fin es obtener el volumen del espacio en el que van a estar durante muchas horas al día tanto estudiantes como docentes. Hay que medir el largo y ancho de la clase. 

2. Realizar comprobaciones previas de audio y visuales: hay que asegurarse de que el sistema de ventilación está encendido, además de entender cuál es la dirección de flujo de aire. Para ello, hay que escuchar el sonido que sale de las unidades del sistema de ventilación y aire acondicionado; puerta entreabierta.

  1. Comparar resultados con objetivos. Según esta guía, el objetivo a alcanzar para una correcta ventilación en las aulas es de al menos 5 renovación see aire por dos sesiones.
  2. Llevar a cabo estrategias complementarias de limpieza de aire.

 Maria Teresa Bernal, especialista en medicina comunitaria y del trabajo y en prevención de riesgos y epidemiología laboral, además de madre, da con muy buen criterio pautas.

“Hay que perder el miedo a abrir las ventanas y a las corrientes de aire: los niños se resfrían cuando hay virus circulando, no por el mero hecho de respirar aire frío“, y nos ilustra en ¿cómo?, ¿durante cuánto tiempo?, ¿cuántas veces?.

Según Bernal, entre clase y clase siempre se debe ventilar, todo el tiempo que dure el cambio de clase. “Y, si la densidad de ocupación del aula, es alta se debería dejar alguna puerta o ventana abiertas. Así garantizamos una renovación periódica o continua con aire exterior que arrastre, no solo los coronavirus sino otros gérmenes y olores y reduzca la concentración del CO2 que emitimos al respirar“, señala la experta.

Banco de recursos para moverse en casa y cole.

A continuación, os vamos a presentar varios recursos que iremos ampliando para dar más opciones. Cada alumno podrá elegir, organizar y/o adaptar las actividades en función de sus intereses, edad, nivel de condición física. Ejemplo: escoger 3 recursos y hacer 20 minutos de cada uno o coger un recurso para cada día de la semana. 

 Siéntete bien. Canal youtube con un gran cantidad de vídeos desde 10 minutos hasta una hora de distintas modalidades e intensidades (cardio, estiramientos, yoga, tonificación,..). Entrenadora muy competente, sus vídeos son muy ágiles y fáciles de seguir. https://www.youtube.com/channel/UCHnFD0Y7L-oCaKCEbJz-Seg

YO ME MUEVO EN CASA

YOGA Y FITNESS

Sesión de CONDICIÓN FÍSICA FAMILIAR  emitida en directo impartida por entrenador nacional de atletismo y antiguo alumno de los centros EIN Jacinto Garzón Jiménez  (11,30 hrs. ).   

https://www.youtube.com/channel/UCz3KDZA_nhKiDnnYtohQU0g/videos

RETOS DE EDUCACIÓN FÍSICA, motivación y salud.

Un nuevo modelo de salud es implementado en SHC y apuesta con investigación por las nuevas metodologías en EF En la situación que vivimos, las metodologías cooperativas parecen estar condenadas a suspenderse por un tiempo con el objeto de evitar el contacto entre alumnos. Sin embargo, el compromiso motor podría seguir manteniéndose dentro de una EF que utilice metodologías individualizadoras y tradicionales.

Si el tiempo lo permite, la Educación Física será siempre al aire libre y todas las familias tendrán claras las medidas que seguiremos para que las clases sean seguras.

Estar activos nos ayudará a perder peso, mejora del sueño que conlleva el ejercicio y paliar estados de depresión, ansiedad y estrés.

  • La educación física es la única materia escolar obligatoria a través de la cual niños/as y jóvenes pueden aprender habilidades motrices pero ¿sólo eso?. No, es una asignatura preventiva, es una materia que cuida de su salud y la de todos, inculcando valores en equipo, el gusto por el juego, la autonomía, las habilidades necesarias para la vida, empatía…etc
  • La Educación Física de Calidad es única para brindar a niños/as y jóvenes la oportunidad de desarrollar habilidades de autogestión para convertirse en adultos independientes.

SHC recomienda junto a unas normas generales de rutinas higiénicas y de distanciamiento, las actividades en cuatro bloques: condición física y salud, juegos y deporte, expresión corporal y actividades adaptadas al medio natural.

La actividad física es una de las herramientas que necesitamos, para dar pasos hacia un autocuidado SXXI.

D. Lorente

Saltar a la cuerda, puede considerarse como una actividad que a una actividad que se puede desarrollar con una alto o bajo impacto y que equivaldría a veinte minutos de carrera continua, y apunta que puede realizarse con música y crear diferentes pasos.

Involucrar a los alumnos en la organización de actividades lúdicas en tiempo de recreo y asignar tareas ‘online’ en las que el alumnado aplique los conocimientos adquiridos en las clases presenciales son otras de las recomendaciones 

Entre los juegos y deportes, apuesta por los de cancha dividida como el tenis, otros como el golf o la petanca, juegos populares (pilota o sambori) y adaptados, así como juegos de invasión con disco y sin contacto físico.

En la actualidad, gracias a los avances tecnológicos y a las redes sociales, es fácil conseguir todo tipo de ejercicios y rutinas físicas. Es muy importante saber cuales y que tipo son los que convienen a cada uno, por tanto, es recomendable asesorarnos por personal cualificado para ese fin.

Juan A. Andreo Lillo.  Ldo. Ciencias de la Actividad Física y del Deporte

En el apartado de expresión corporal, plantea poder hacer coreografías de baile o danza individuales, con las que puedan hacerse un montaje manteniendo las distancias y entre las propuestas en el medio natural, se apunta, por ejemplo, correr, ir en bici o la orientación con brújula, con separación y en grupos pequeños.

HIPERCONECTIVIDAD

Observamos cómo los entornos de aprendizaje deben considerarse partes importantes de una ciudad, incluso en una ciudad inteligente.

Una población educada y sana es el motor del crecimiento económico sostenible. Esto son tejidos en red operativos para aprender y crear un modelo plataforma de ciudad abierta, flexible e interoperable. ciudadanos no solo son consultados, sino que son parte de la concepción, el diseño, la dirección y la gestión de los servicios.

 

Más allá de eso, la educación en sostenibilidad requiere que los estudiantes aprendan a pensar por sí mismos, desarrollando el pensamiento crítico necesario para un mejor desarrollo social y además mantenerse sanos. Una de las características de Millenials y generación Alpha, es estar HIPER conectados. Una hiper conexión que escapa al desarrollo educativo en la mayor parte de los casos, para gestionarlo de modo sostenible y sano mentalmente.

Como principal organización de las Naciones Unidas para la educación, la UNESCO guía los esfuerzos internacionales para ayudar a los países a entender el papel que puede desempeñar esa tecnología para acelerar el progreso hacia el Objetivo de Desarrollo Sostenible 4.

Pero la Organización Mundial de la Salud espera que para el año 2030 la depresión se haya convertido en la mayor carga sanitaria individual, con un costo global de 6 billones de dólares.Para la perspectiva, eso es más o menos equivalente a la inversión total mundial en atención médica en 2012.

La tecnología puede ser parte de una niñez saludable, siempre que no se abuse de este privilegio. Por ejemplo, los niños en edad preescolar pueden obtener ayuda para aprender el abecedario en la televisión pública, los estudiantes de primaria pueden jugar juegos y aplicaciones educativas, y los adolescentes pueden investigar en Internet.

Pero demasiado tiempo de pantalla puede ser algo malo:

Los niños que constantemente pasan más de 4 horas al día viendo la televisión tienen más probabilidades de tener sobrepeso. Demasiado tiempo de pantalla, y una mala educación emocional puede afectar a cómo manejar y enfrentar el estrés de manera productiva a menudo los lleva a involucrarse en habilidades de afrontamiento no saludables, que incluyen:

Hacer que sea difícil dormir de noche

Aumente el riesgo de su hijo de problemas de atención, ansiedad y depresión.

  • uso / abuso de alcohol / drogas
  • otros comportamientos compulsivos (p. ej., juegos, autolesiones, trastornos de la alimentación, juegos de azar, adicción a Internet, etc.)
  • la manifestación de los trastornos de salud mental, como la ansiedad y la depresión.

Debido a esto, daremos resultados de nuestros estudios periódicamente, y recomendamos a educadores trabajar programas y proyectos de educación emocional como base, prevenir en el uso de la tecnología usándola y enseñando a gestionarla, y ayudarse de herramientas que ayuden a un desarrollo sano promoviendo el diálogo y la cooperación.